sábado, 15 de octubre de 2011

Rutas botánicas, Enguídanos.

Paisajes de fantasía. Enguídanos.
Dada mi conocida afición a recolectar plantas aromáticas en su entorno natural, hace no mucho mi búsqueda nos llevó a Enguídanos, un pequeño e histórico pueblo enclavado en la serranía de Cuenca (a orillas del río Cabriel).
La escapada fue un triunfo en general. En aquellos parajes se respira silencio, y en sus senderos forestales quietud y soledad. Enguídanos es un refugio perfecto para el descanso, desconectar o para actividades deportivas al aire libre.
Enguídanos, "lugar de abundancia de aguas".
 Las Chorreras, rio Cabriel.








La Playeta y La Lastra, antigua presa hoy en desuso.



Rutas botánicas con gran diversidad de vegetación.

Hierbabuena.

Hinojo.


Frutos del rosal silvestre, Rosa Canina. De las semillas se extrae el aceite de Rosa Mosqueta, uno de nuestros favoritos en la elaboración de jabones.

Menta, romero, pino, espliego y muchas mas hierbas se puede encontrar en Enguídanos.



Los colores y sabores del otoño.
Aprovechandonos de la época del año en que hemos ido, en nuestras excurciones no nos llevabamos comida puesto que a cada paso encontrabamos frutos silvestres ( higos, uva tinta y blanca, moras, nueces).

Silvestres manjares de otoño.




La casa rural La Lumbre que nos hospedó, nos resultó muy cómoda y la comida insuperable. Que decir de la autentica comida casera castellano manchega y de sus gentes? 
Sergio y Roberto, dos atentos jóvenes, llevan la casa con ayuda de sus padres, todo en un ambiente muy familiar y acogedor.

Complejo rural: Mirador de la Cueva y casa La Lumbre
C/ Castillo, 1
Enguídanos (Cuenca)
tel. 680 119 911


Por la mañana disfrutábamos de desayunos suculentos con las magdalenas y mermeladas caseras, elaboradas por la madre de los chicos, queso, jamón y pan del horno de leña que hay en el pueblo.

Las comidas estaban hechas con productos típicos de la zona y de la huerta ecologica de la familia.
Alubias con embutidos de pueblo, pisto manchego con huevo frito, sopa castellana, caldereta de cordero.... Todo muy rico.

Un postre muy especial, tarta de Coco

En el pueblo visitamos el castillo fortaleza (S.XI). Roberto es el guía oficial del ayuntamiento que organiza excursiones al castillo. Desde la torre disfrutamos de las vistas magnificas del valle y del pueblo.
















En todas mis escapadas siempre me gusta traer hierbas aromáticas de la zona y también sus productos típicos y artesanales que podría utilizar en mis jabones. Adquirimos un  buenísimo aceite de oliva y miel de romero, entre otros productos. Estoy macerando el aceite con todas las hierbas que me he traído para después elaborar  unos jabones muy especiales.

2 comentarios:

ТОНКАЯ МАТЕРИЯ dijo...

Таня, как всё прекрасно!

El Jabón Casero dijo...

Да уж точно, это место завораживает. Природа как в сказке.