jueves, 17 de mayo de 2007

Jabón artesanal. Un poco de historia.

Jabón natural hecho a mano.
Antiguamente los jabones se fabricaban artesanalmente, de aceites y grasas naturales. Se utilizaban grasas animales, aceites vegetales (por ejemplo aceite de oliva) o mezclas de aceites y grasas en combinación con álcali (cenizas y mas adelante con sosa cáustica). Existían  grandes fabricas de jabón artesanal en Francia ( jabón de Marsella), España ( jabón de Castilla) o Siria ( jabón de Alepo) donde solían utilizar aceite de oliva como el ingrediente principal.
Los maestros artesanos guardaban celosamente la receta de su jabón artesanal que pasaban a sus hijos como la herencia mas valiosa.
En los hogares también elaboraban el jabón casero como una tarea domestica mas. Este jabón puro lo utilizaban para el aseo personal que dejaba la piel limpia y sana.
El jabón artesanal hecho en casa era un verdadero multiuso, para todo y para todos. Pero con el desarrollo de la ciencia y industria, la fabricación de jabón artesanal en los hogares fue decayendo poco a poco. Los detergentes industriales son muy cómodos y baratos, y sobre todo disponemos de poco tiempo para hacer cosas tan entretenidas como el jabón casero. Pero gastando tiempo se gana la calidad y se sabe que las cosas artesanales de toda la vida son buenas y de confianza.
El jabón natural puro elaborado a mano es muy suave y agradable. Si le añadimos las hierbas aromáticas, la leche o la miel, se convierte en un verdadero lujo para la piel.

Siguiendo la tradición elaboro jabones naturales y en mis recetas utilizo aceite de oliva, aceites finos, cera de abeja, mantecas vegetales y esencias de plantas aromáticas.
Hacer jabón es un proceso laborioso pero el resultado compensa enormemente.